EL TENIS COMO FORMA DE VIDA

Empieza a jugar con cinco años. Desde muy pequeño antepone el tenis a cualquier otra afición, alentado por una familia que vive el tenis como un elemento imprescindible. Empieza a recibir clases de su tío Ignacio Gutiérrez, al que debe gran parte de su formación técnica. Con él evoluciona y empieza a competir en torneos federados por toda la provincia de Málaga. En todo este proceso de evolución, tiene gran influencia otro de sus tíos, Alberto Gutiérrez. Jugador profesional (320 del circuito ATP) y referente claro en estos primeros años de competición. Ya en cadete, empieza a jugar con jugadores de la talla de Adrián Menéndez (actual 120 del mundo) y Eric Scherer (Cuartofinalista de Australian Open Junior). Alcanza a ser número 2 de Málaga, y top 10 de Andalucía, pero factores externos hacen que el futuro como jugador se haga casi imposible. Entre los 16 y los 18 entrena con Alberto Gutiérrez, y aprende todo lo necesario para ser entrenador a todos los niveles. Empieza sus estudios, aunque ya con 18 años empieza a compaginarlos con clases a niños pequeños. Profesor de tenis titulado por el Registro Profesional de Tenis, poco a poco comienza a dar un volumen mayor de clases. Desde entonces no para, y amplía sus conocimientos y rango de alumnos, abarcando desde chicos de iniciación, pasando por adultos de todos los niveles, y hasta jugadores de competición. Varios de sus jugadores, disfrutan de becas en EEUU gracias al tenis. Imparte clases en Club de tenis Haza del Algarrobo y Club de tenis Lew Hoad.